sábado, 12 de abril de 2014

FRIDA KAHLO. Diario.








Diego.
Verdad es, muy grande, que yo
no quisiera, ni hablar, ni dormir
ni oir, ni querer,
Sentirme encerrada, sin miedo
a la sangre, sin tiempo ni ma-
gia, dentro de tu mismo miedo,
y dentro de tu gran angustia, y
en el mismo ruido de tu corazón.
Toda ésta locura, si te la pidiera,
yo sé que sería, para tu silencio,
sólo turbación.
Te pido violencia, en la sinrazón,
y tú, me das gracia, tu luz y
calor.
Pintarte quisiera, pero no hay co-
lores, por haberlos tántos, en mi
confusión, la forma concreta
de mi gran amor.        
                               F.
Hoy, Diego me besó,
Cada momento, él es mi niño,
mi niño nacido, cada ratito,
diario, de mi misma.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada